Radiofrecuencia

Radiofrecuencia

La radiofrecuencia es un tratamiento estético utilizado para combatir la flacidez del rostro o del cuerpo, eficaz para eliminar arrugas, líneas de expresión e inclusive la grasa localizada y la celulitis, es un método seguro con efectos duraderos.

Esta tecnología eleva la temperatura de la piel y del musculo aproximadamente a 41°C y esto contrae el colágeno existente y aumenta la producción de mas fibras de colágeno y de elastina, dándole mas firmeza a la piel.

Además de esto, la elevación de la temperatura rompe las membranas de las células de grasa, haciendo que esta sea eliminada del cuerpo. Los resultados pueden observarse en los primeros días después de la primera sesión y el resultado es progresivo, por esto, cuanto más sesiones, la persona realice, mejores serán los resultados.

Para qué sirve la radiofrecuencia

Ayuda a mejorar la firmeza y apariencia de la piel, esta indicada para diversas situaciones, las principales son:

  • Reducir las arrugas
  • Mejorar la apariencia de la piel
  • Mejorar la calidad del colágeno y la elastina
  • Reorganizar las fibras de colágeno y elastina
  • Mejorar la microcirculación
  • Mejorar la hidratación de la piel
  • Aumentar la oxigenación
  • Acelerar la eliminación de toxinas
  • Reducir la celulitis
  • Combatir las estrías y la fibrosis
  • Mejorar la apariencia de las cicatrices
  • Combatir la grasa localizada en el abdomen, glúteos, flancos, brazos, papada
  • Combatir la flacidez en cualquier área del cuerpo
  • Combatir la celulitis para mejorar la firmeza de la piel y quemar la grasa local

¿Cómo se realiza la radiofrecuencia?

 es un procedimiento sencillo que debe ser realizado por un profesional capacitado, se aplica un gel específico sobre el área a tratar y posteriormente el equipo de radiofrecuencia es deslizado en la zona con movimientos circulares, lo cual favorece el calentamiento de las fibras elásticas y de colágeno, promoviendo mayor firmeza y elasticidad a la piel.

Además, como consecuencia de los movimientos y calentamiento de la zona, es posible estimular también la activación de los fibroblastos, que son células responsables de la producción de colágeno y elastina. Después del tratamiento, el gel aplicado debe retirarse y la zona debe ser limpiada.

En el caso de la radiofrecuencia fraccionada, que es el tratamiento más indicado para eliminar las arrugas y líneas de expresión de la cara, el procedimiento es ligeramente diferente, ya que el aparato no se desliza sobre la piel, si no que son emitidos pequeños chorros, como si fuera un láser en pequeñas áreas del rostro.

El número de sesiones de radiofrecuencia que se realizan dependerá de los objetivos del paciente, pero los resultados pueden ser sutilmente observados después de la primera sesión:

  • Radiofrecuencia en el rostro: en caso de las líneas de expresión, estas pueden desaparecer después del primer día, y las arrugas más marcadas, a partir de la 5ta sesión podrá observarse una gran diferencia. Quien opte por l a radiofrecuencia fraccionada debe realizar alrededor de 3 sesiones.
  • Radiofrecuencia en el cuerpo: cuando el objetivo es eliminar la grasa localizada y tratar la celulitis, dependiendo de su graduación, podrían ser necesarias de 7 a 10 sesiones.

A pesar de ser un tratamiento estético un poco costoso, tiene menos riesgos que una cirugía plástica, sus resultados son progresivos y duraderos y la persona puede regresar a su rutina normal en seguida. Se recomienda un intervalo mínimo de 15 días entre cada sesión

¿Cómo la radiofrecuencia ayuda a eliminar la grasa localizada?

Las ondas emitidas por el aparato llegan hasta las células de grasa localizadas por debajo de la piel y encima de los músculos, elevando la temperatura de esa región hasta los 42ºC, lo que causa el ruptura de dichas células, eliminando la grasa que contenían en su interior. La grasa permanece en el espacio intersticial entre las otras células, razón por la cual, para que sean eliminadas definitivamente del cuerpo deberán ser retiradas a través de drenaje linfático o con ejercicio físico.

La grasa puede permanecer en el espacio intersticial hasta por 4 horas, por esta razón, inmediatamente después de cada sesión de tratamiento, la persona debe realizar un drenaje linfático en la zona que fue tratada o debe realizar alguna actividad física que sea capaz de quemar toda la grasa excedente.

Qué riesgos tiene este tratamiento

Los riesgos de este procedimiento se relacionan a la posibilidad de que se ocasione una quemadura en la piel, debido al mal uso de equipo. Como la radiofrecuencia eleva mucho la temperatura de la región, el especialista deberá observar constantemente si la temperatura no pasa de los 41ºC. Mantener los movimientos circulares mientras se realiza la terapia, evita que la piel se sobrecaliente, disminuyendo el riesgo de quemadura.

Otro posible riesgo del tratamiento es que la persona no quede satisfecha con el resultado por no tener expectativas realistas, por lo que se le debe informar el efecto del equipo en el cuerpo. Personas que tienen más edad y poseen muchas arrugas en el rostro y una piel muy flácidas deberán hacer más sesiones para poder tener un rostro más joven y con menos arruga

Contraindicaciones

El tratamiento con radiofrecuencia se indica para adolescentes y adultos saludables, que tengan la piel integra. Sin embargo, el tratamiento posee algunas contraindicaciones que son:

  • Infección o hinchazón del área a tratar.
  • Fiebre.
  • Embarazo.
  • Durante la quimioterapia.
  • En caso de que el individuo tenga enfermedades del colágeno, como el queloide, por ejemplo.
  • Prótesis metálica en la región a tratar.
  • Marcapasos.
  • Hipertensión arterial.
  • Diabetes, debido a la alteración de la sensibilidad en la región a tratar.
Ir arriba
×